Participios irregulares

A modo de repaso, quisiera comentarte que el participio tiene una doble característica. Por un lado, es una de las formas no personales del verbo, cuya función principal es la de formar, con el verbo “haber” como auxiliar, los tiempos compuestos de los verbos. Por otro lado, tiene la función de adjetivo.

Reconocer el participio es fácil, solo tienes que fijarte en su terminación. En ella, verás que los verbos de la primera conjugación “–ar”, forman su participio con la terminación «-ado», mientras que los de la segunda “–er” y tercera conjugación “-ir” forman su participio con la terminación «-ido». Sencillo, ¿verdad?

Sin embargo, en español contamos con una serie de participios que no siguen esta regla: los participios irregulares. Estos participios no se rigen por una norma concreta para su formación, pero si observas con detenimiento, verás que algunas de sus terminaciones coinciden entre ellas (-erto, -puesto, -elto, etc.).

En la infografía que te presento, he seleccionado algunos de los verbos que tienen participios irregulares. Para ello, te muestro el infinitivo del verbo, su participio irregular y un ejemplo para que puedas entenderlo mejor.

En clase comentaremos y practicaremos todo ello. Te espero.

 

2018-08-28T11:32:53+00:00 August 28th, 2018|Grammar|